Background Image
Previous Page  18 / 76 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 18 / 76 Next Page
Page Background

18

n

atural

mente

14

ç sumario www.naturalmentemncn.org

Para recibir

un correo electrónico cuando salga el próximo número

o

darnos tu opinión escríbenos a

naturalmente@mncn.csic.es

minadas lecitotróficas dan lugar directamente a

un adulto en miniatura que apenas se desplaza

tras salir del huevo, originando numerosos ende-

mismos como ocurre con las especies del géne-

ro

Africonus

en CaboVerde.

Debido a su típica lentitud normalmente no

pensaríamos en los caracoles como depredado-

res letales. Sin embargo, los conos son temibles

cazadores que ocupan la cima de la pirámide tró-

fica y, por lo tanto, tienen un papel regulador del

ecosistema en el que habitan.Al contrario que la

mayoría de los gasterópodos, principalmente de-

tritívoros y herbívoros, los conos son carnívoros

y las diferentes especies se alimentan activamen-

te de gusanos, de otros caracoles o incluso de

peces. Para capturar eficientemente a sus presas,

los conos han desarrollado dientes especializa-

dos y complejas mezclas de veneno. Los dientes

de un caracol típico se organizan en una estruc-

tura quitinosa denominada rádula que normal-

mente se utiliza para raspar el alimento pegado

al sustrato. En el caso de los conos, los dientes

de la rádula han sido modificados y tienen la for-

ma de un arpón que es disparado contra la presa.

Este arpón es letal, ya que va impregnado de un

veneno muy potente que se sintetiza en el deno-

minado conducto o glándula venenosa, un órga-

no que ocupa gran parte del cuerpo del animal.

Diente radular en

forma de arpón

(arriba) y con-

ducto venenoso

(abajo) extraídos

de un espécimen /

Manuel J.Tenorio

Pese a su lentitud, los conos son temibles

cazadores que ocupan la cima de la pirámide

trófica con un papel regulador del ecosistema

en el que habita”

Adultos de

Africonus

depositando cápsulas de huevos en una roca (izquierda) y detalle de un saco con los huevos

en su interior (derecha) / David Posada (foto izquierda) y David Osca (foto derecha)