Background Image
Previous Page  26 / 79 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 26 / 79 Next Page
Page Background

26

n

atural

mente

16

ç sumario www.naturalmentemncn.org

Para recibir

un correo electrónico cuando salga el próximo número

o

darnos tu opinión escríbenos a

naturalmente@mncn.csic.es

hembras no es más que un lastre para su por-

tador. Al menos así lo veía Zahavi. Los machos

conseguirían intimidar a adversarios por el ta-

maño de su cuerpo extendido, mientras que las

hembras se sentirían “hipnotizadas” con los mi-

les de ojuelos que la observaban, con la destreza

del macho para hacer vibrar las plumas, o con su

fortaleza para mantener este pesado adorno en

alto durante mucho tiempo. Sin embargo, si todo

eran ventajas, ¿cómo era posible que la selección

natural haciendo su trabajo no hubiera termina-

do produciendo colas de varios metros más de

tamaño o plumas con mil virguerías más?

Zahavi concluyó

que estos ornamentos eran muy cos-

tosos de producir y de mantener para el orga-

nismo. Así, la selección ajusta mucho el tamaño

y el grado de complejidad de estos adornos con

las capacidades físicas del portador. Además es-

tos machos podrían tener mucho éxito con las

hembras, pero seguro que tenían mucho éxito

entre los depredadores también, o entre otros

machos igualmente adornados, es decir, los ma-

chos más adornados sufrirían mayor mortalidad

por depredación o por peleas territoriales. La

idea brillante de Zahavi fue proponer que preci-

samente esto es lo que seleccionan las hembras:

La capacidad de un individuo de producir ador-

nos muy complejos (canto, cortejo, coloración, o

esencias químicas), pese al precio que tuvieran

que pagar los individuos más ornamentados. Así

pues, de manera similar en la que un macho de

pavo real sufre mayor riesgo de depredación o

de conflicto con otros machos, los machos de

lagartija que producen coloraciones más vistosas

podrían sufrir también una mayor probabilidad

de contraer ciertas infecciones (especialmente

sanguíneas). Esto podría explicarse debido a que

el sistema inmunitario parece regularse por las

mismas hormonas que producen la coloración

sexual de las lagartijas. Sin embargo, aquellos ma-

chos de mejor calidad (los que tienen la “cola

del pavo real” de mayor tamaño), parecen mos-

trar así que pueden tener una coloración muy

atractiva pese a que ello les haga vulnerables a

ciertos patógenos. En poblaciones con muchos

parásitos en el ambiente, en las que es altamen-

te probable infectarse, las hembras podrían pre-

ferir tener descendencia con aquellos machos

que muestran su capacidad de convivir con el

parásito y así asegurarse de que su descendencia

heredará los genes necesarios para permanecer

adaptados al medio.

En conclusión, estudios como los que se llevan

a cabo en los grupos científicos de este Museo

desvelan claves sobre las relaciones de los pará-

sitos con sus hospedadores. Los patógenos pue-

den producir una enfermedad con costes para el

paciente, o alternativamente, la evolución puede

modular las relaciones parásito-hospedador y

resolverse con una respuesta menos dañina para

el individuo infectado

n

“En poblaciones en las que infectarse es

muy probable, las hembras podrían preferir

tener descendencia con aquellos machos que

muestran su capacidad de convivir con el

parásito y así su descendencia heredaría los

genes necesarios para adaptarse”

Ejemplar de

Scelopo-

rus

sp. fotografiado en

California / Rodrigo

Megía Palma