Background Image
Previous Page  32 / 66 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 32 / 66 Next Page
Page Background

32

n

atural

mente

15

ç sumario www.naturalmentemncn.org

Para recibir

un correo electrónico cuando salga el próximo número

o

darnos tu opinión escríbenos a

naturalmente@mncn.csic.es

Hypancistrus zebra

Isbrücker & Nijssen, 1991, el pleco zebra, real o imperial.Apéndice III.

La familia de los loricáridos (Loricariidae) tiene una importancia enorme en el comercio de peces de acuario de agua dulce tropical.A finales del siglo pasado

se colectaron y exportaron nuevas poblaciones, incluso antes de su descripción como especie nueva, asignando simplemente los denominados números L, un

código no científico ideado en 1988 por acuaristas.

H. zebra

comenzó a exportarse en 1989 como L46. Endémica de la cuenca del río amazónico brasileño

Xingu, es muy cotizada para acuario particular.

Sin evaluación directa de IUCN, Brasil prohibió su exportación hace años, aunque des-

graciadamente esto propició un próspero mercado negro. Se siguió pescando, pero ex-

portando a través de países vecinos, Perú y Colombia. Figurar en CITES III, a petición

de Brasil, implica que cualquier ejemplar exportado irá documentado y también, y más

importante, que los exportados desde otros países deberán contar con certificados de

origen, asegurando así no haber sido pescados en aguas brasileñas. Los países importado-

res también deben requerir documentación. Esto deberá dificultar el contrabando, ayudar

a cuantificar los ejemplares de criadero y potenciar su cría en cautividad, lograda por

primera vez en 1993.

Sin embargo, la pesca ornamental no es la única amenaza. Como con otros peces na-

tivos de la zona, se han aplicado políticas contradictorias intentando proteger la especie

sin preservar el sitio donde vive. Paralelamente a prohibir su exportación, se permiten

proyectos de presas hidroeléctricas que seguramente alterarán gravemente su hábitat

natural. Hay quien ha intentado justificar el contrabando con el supuesto argumento moral de que los peces están condenados y en unos años sólo estarán

vivos los que estén en acuario. Por supuesto, esto nunca puede ser excusa para tolerar el tráfico ilegal.

El pleco cebra no sobrepasa los 7 cm de longitud. / Ángel Cánovas

Rayas de agua dulce.Apéndice III

La familia Potamotrygonidae, denominados chuchos, rayas o pastinacas de río, sólo vive en agua dulce en Sudamérica, generalmente con distribuciones espe-

cíficas restringidas a una sola cuenca fluvial. Contiene especies de gran interés ornamental, con precios muy elevados pero baja demanda particular; más ade-

cuadas para acuarios públicos por tamaño (alcanzan 25-100 cm de diámetro corporal) y la peligrosidad de su cola espinada. No son agresivas, sólo reaccionan

clavando su espina venenosa si son pisadas o se intentan agarrar, pero producen lesiones importantes.

Entran en el apéndice III a petición de Brasil todas sus poblaciones nativas de

Potamotrygon

; y a petición de Colombia ocho especies concretas: siete de

Pota-

motrygon

(ver tabla 1) más

Paratrygon aiereba

(Müller & Henle, 1841).Todas están valoradas por la IUCN como datos deficientes (DD), salvo tres en preocupa-

ción menor (LC): la brasileña

Potamotrygon henlei

(Castelnau, 1855), la colombiana

Potamotrygon magdalenae

(Duméril, 1865), y

Potamotrygon orbignyi

(Castelnau,

1855), presente en ambos países.