Background Image
Previous Page  51 / 76 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 51 / 76 Next Page
Page Background

51

n

atural

mente

14

ç sumario www.naturalmentemncn.org

Para recibir

un correo electrónico cuando salga el próximo número

o

darnos tu opinión escríbenos a

naturalmente@mncn.csic.es

micos, lo que le confiere flotabilidad neutra y sus

aletas son reducidas en comparación con otras

especies de cefalópodos. Estos y algunos datos

más que se poseen, nos inducen a pensar que es

un animal poco activo. Sin embargo, los conteni-

dos estomacales estudiados nos indican que las

especies de

Architeuthis

se alimentan de presas

de movimientos ágiles y rápidos. Esta paradoja

ha despertado mucho interés, incitando a buscar

diferentes respuestas. Así se ha hablado de que

usan solo sus largos tentáculos para la captura

de bacaladillas u otros cefalópodos. Es posible

que puedan lanzarlos con gran velocidad, lo que

se explica por el importante desarrollo del ló-

bulo braquial del cerebro y por la armadura de

ventosas con dentículos de sus tentáculos. Tam-

bién se ha especulado sobre su posibles hábitos

carroñeros, pero todo esto son suposiciones.

Los cefalópodos de fondos bentónicos (del

fondo marino) no profundos poseen ojos, que

en proporción son muy grandes y muy comple-

jos, para poder percibir una gran variedad de pa-

trones. Los pelágicos (que habitan el mar abier-

to), en su mayoría nocturnos, no presentan esta

complejidad. Curiosamente en las especies de

Architeuthis

, calamares pelágicos de profundidad,

se da la circunstancia de que poseen el ojo más

grande, en términos absolutos, del Reino animal.

Este carácter ha dado lugar a plantear muchas

hipótesis fundadas en que esta especie pasa la

mayor parte de su vida en total oscuridad. (Gue-

rra

et al.

2006).

Todo este cúmulo de conocimientos, derivados

de necropsias realizadas sobre calamares captura-

dos muertos, podrían encajar como las piezas de

un puzzle, si se consiguiera realizar alguna filma-

ción de ejemplares vivos. De ahí que, aparte del

interés como documental divulgativo, el interés

científico de su filmación en vida ha hecho que,

hayan sido, y sigan siendo muchos los intentos de

filmar estos animales en las zonas del globo en las

que aparecen con más frecuencia. El primer inten-

to de filmación fue en 1998, por parte de Natio-

nal Geographic, que colocó cámaras de filmación

sobre cachalotes. A este le siguieron los intentos

de Discovery Channel (2001), en el que la espe-

cie que se filmó fue otro calamar de gran tamaño,

Dosidicus gigas

. Desde entonces, muchas han sido

las campañas, entre ellas cabe señalar el Proyecto

Kraken de 2004.Una campaña realizada en España,

en el caladero de Carrandi (Asturias) , por un con-

sorcio formado entre la productora Transglobe

Films y el CSIC (Ecobiomar y el Museo Nacional

de Ciencias Naturales), codirigidas por el director

de documentales Fernando González Iglesias Sit-

ges y por el director científico Dr. Ángel Guerra.

“La filmación de un ejemplar

vivo desenvolviéndose en

libertad aportaría información

muy valiosa para dilucidar

muchas de las incógnitas y

paradojas que permanecen sin

resolver”

Hembra de Architeuthis recolectado en Málaga / Ser-

vicio de fotografía del MNCN.

“El calamar gigante es el

invertebrado de mayor tamaño

que existe, pudiendo llegar a

la media tonelada de peso o

incluso más”